Disjurex

El Banco de España calcula que la subida del SMI pudo destruir hasta 173.500 empleos en 2019

Disjurex

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que el Gobierno realizó en 2019, aumentó hasta en un 6,01% las probabilidades de que las personas de entre 45 y 64 años afectadas por la medida perdiesen su trabajo a jornada completa. Esa es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el Banco de España en su último informe publicado este martes sobre cómo ha afectado la subida del SMI al empleo. Según este estudio, los trabajadores más mayores del mercado laboral fueron los que más riesgo han corrido de perder su empleo, mientras que los jóvenes han sido el colectivo que más ha visto reducidas sus posibilidades de encontrar un trabajo. En 2019, poco después de que el Gobierno anunciase una subida histórica del SMI del 22%, pasándolo de 735 euros a 900 euros mensuales, el Banco de España había alertado de que la medida destruiría 145.000 puestos de trabajo. Ahora, en este estudio, reconoce que aquel aumento del SMI no tuvo efectos muy diferentes en el mercado laboral a los que ya había tenido la anterior subida del salario mínimo del año 2017, que fue mucho menor, del 8%. Según el supervisor bancario, el aumento de posibilidades de los afectados por la última subida del SMI de perder su trabajo, osciló entre un 2,3% y un 3,2% más. En 2017, ese mismo porcentaje estuvo entre un 2,6% y un 2,8%. Es decir, el aumento de probabilidades para un trabajador de perder su empleo, fue muy similar tanto en un año como en el otro. «Este hecho es, en principio, un tanto sorprendente, dado que la subida de 2019 es mucho mayor que la de 2017 y, por tanto, cabría esperar impactos más que proporcionales cuanto mayor sea el incremento del SMI, al estar el nuevo mínimo más alejado de los salarios que cobraban los trabajadores con anterioridad a la subida», indica el Banco de España. En otro punto del mismo estudio, el supervisor bancario reconoce que la subida del SMI «habría reducido el empleo neto de los afectados entre seis y 11 puntos». «Como los afectados por el SMI representaban aproximadamente el 10% del total del empleo en diciembre de 2018, el incremento del 22% del SMI habría supuesto entre 0,6 y 1,1 puntos de menor empleo». El Banco de España indica que a partir del 1 de enero de 2019 (cuando entró en vigor la medida), «se observa una caída brusca» de los contratos por cuenta ajena con bases iguales o menores a 1.050 euros, pasando de oscilar entre 1,2 y 1,4 millones en 2018, a representar un total de 800.000 empleos. Sin embargo, también señala que los contratos de entre 1.051 y 1.250 euros experimentaron «un repunte» de unos 200.000 contratos más, hasta alcanzar los 1,8 millones de contratos. «Esto puede suponer un cierto trasvase de contratos de nivel salarial inferior hasta esta referencia», explica. El grupo de trabajadores en el que más ha influido la última subida del Salario Mínimo fue el de los jóvenes de entre 16 y 24 años, afectando a casi una quinta parte de todos ellos. En contraste, el colectivo al que menos tocó dicho aumento fue al de los más mayores (entre 45 y 64 años), pero fue a estos a los que más ha perjudicado a la hora de mantener su empleo. Según el Banco de España, las posibilidades de este grupo de trabajadores de perder su empleo aumentaron entre un 3% y un 5,4%.